4 de octubre de 2006

Soy un junco hueco y la tempestad pasa a través de mí... ommm

A veces acaba uno hasta la polla y con un cabreo que te llevan mil demonios. No es la solución definitiva (personalmente prefiero jugar una partidita al quake III) pero a algunos les puede servir de ayuda:

sonidos relajantes

Es como esos estantes de CDs con música relajante en la suenan lobos, pero sin lobos (o por lo menos yo no los he escuchado)

Ánimo y que la ira no os consuma el alma...

1 comentario:

becario b dijo...

Ya sabemos que la ira lleva al lado oscuro, y este lado oscuro en concreto lo tenemos muy sufrido.